martes, 17 de marzo de 2009

La mirada

Los ojos de los seres vivos poseen la más sorprendente de las virtudes: la mirada. No existe nada tan singular. De las orejas de las criaturas no decimos que poseen una “escuchada”, ni de sus narices que poseen una “olida” o una “aspirada”.
¿Qué es la mirada? Ninguna palabra puede aproximarse a su extraña esencia. Y, sin embargo, la mirada existe. Incluso podría decirse que pocas realidades existen hasta tal punto.
¿Cuál es la diferencia entre los ojos que poseen una mirada y los ojos que no la poseen? Esta diferencia tiene un nombre: la vida. La vida comienza donde empieza la mirada.

La mirada es una elección. El que mira decide fijarse en algo en concreto y, por consiguiente, a la fuerza elige excluir su atención del resto de su campo visual, Ésa es la razón por la cual la mirada, que constituye la esencia de la vida, es, en primera instancia, un rechazo.
Amélie Nothomb
Metafísica de los tubos

4 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

nunuaria,

Muy interesantes los vídeos de Movistar, con esa exageración de lo que sería una mujer mandona. ¡y eso para el día del padre!

Exquisito el texto sobre la mirada y la diferencia entre los ojos y los demás sentidos. Sí, una mirada es vida, una mirada puede ser un enamoramiento, y, dependiendo del tipo de mirada, también todo lo contrario. Una buena mirada podría ser ver la transparencia de tus ojos, los tuyos, y la sonrisa de tu rostro.

Un beso, y una mirada (de las del primer grupo),

Antonio

nunuaria dijo...

Sí, Antonio, ella tiene una determinación abrumadora aunque no sabe bien qué ha de hacerse y cómo. Y él es paciente, muy paciente. Me encanta esa pareja.

Y sí, el texto de Nothomb pese a su aparente sencillez es muy profundo.

Besos.

NáN dijo...

Tremenda, la Nothomb, como casi siempre.
Precisamente por esa "aparente" sencillez. Eso es el estilo, el estilo bueno y difícil de toda la vida.

(No sé si llegué a decírtelo, que conseguí y leí las Catilinarias de las que tú hablaste en un post sobre la piedad).

nunuaria dijo...

Si, nán, Nothomb es una de las grandes.
(Espero que disfrutaras Las Catilinarias tanto como yo.)
Besos.